Mostrar el registro sencillo del ítem

dc.contributor.authorCorporación Autónoma Regional de Cundinamarca
dc.date.accessioned2017-12-16T17:18:32Z
dc.date.available2017-12-16T17:18:32Z
dc.date.issued2014
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/20.500.11786/33823
dc.identifier.urihttps://www.car.gov.co/Boletin2014/Boletin2014.html
dc.descriptionhttps://www.car.gov.co/Boletin2014/Boletin2014.htmles_ES
dc.description.abstractLa sequía es un fenómeno natural que debe abordarse como un tema de interés estratégico en la jurisdicción CAR, básicamente por las repercusiones sobre la disponibilidad de los recursos hídricos en la región. Como se comprobó en la presente investigación, la inhibición de lluvias obedece a varios factores, entre los que se destaca, el Fenómeno El Niño como un agente precursor al alterar el régimen pluviométrico bimodal, el cual regula la distribución de lluvias en el centro y suroccidente de la cuenca del río Bogotá. Ante un riesgo de sequía o un déficit hídrico, la vigilancia es la mejor herramienta para enfrentar este fenómeno natural, pues técnicamente es imposible evitarla. Usualmente existen diversas interpretaciones de la sequía, según el tipo de usuario: si son gestores de recursos hídricos, productores agrícolas, responsables de centrales hidroeléctricas o ambientalistas; y en este sentido, la sequía se entiende desde perspectivas diferentes, pues sus efectos varían según sea, meteorológica, agrícola o hidrológica. La sequía hidrológica está definida como un período de tiempo anormalmente seco, lo bastante prolongado para dar lugar a una escasez de agua, que se refleja en niveles de escurrímiento inferiores a lo normal, diminución de la humedad del suelo y descenso de los niveles del agua subterránea (O.M.M., 2006). La sequía meteorológica, por su parte, se relaciona con las condiciones atmosféricas que producen déficit de precipitación, que varía de una región a otra, y finalmente, la sequía agrícola tiene que ver con el déficit de humedad en la zona radicular del suelo, aunque en últimas, el indicador primario de disponibilidad de agua en una zona determinada es la precipitación, por lo que la sequía es producto de una deficiencia de ésta. Para la CAR, como administrador del recurso hídrico, es esencial hacer el seguimiento a las sequías y sus tendencias a nivel regional, dada su variabilidad en tiempo, espacio y sus impactos sobre los ecosistemas, sin embargo, entender este fenómeno natural no es fácil, por lo que se debe contar con una adecuada metodología de evaluación.es_ES
dc.format.extentAdobe Flash Playeres_ES
dc.format.mediumWebes_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.rightsAtribución – No comercial – Sin Derivares_ES
dc.subject.otherSequía cuenca río Bogotáes_ES
dc.subject.otherTemperatura mediaes_ES
dc.subject.otherHumedad relativaes_ES
dc.subject.otherBrillo solares_ES
dc.subject.otherVelocidad del Vientoes_ES
dc.subject.otherEvaporaciónes_ES
dc.subject.otherPrecipitacioneses_ES
dc.subject.otherEmbalseses_ES
dc.subject.otherRadiación solares_ES
dc.subject.otherCaudaleses_ES
dc.titleBoletín estadístico de Hidrología y Climatología: 2014es_ES
dc.typeotheres_ES


Ficheros en el ítem

[jpg]

Este ítem aparece en la(s) siguiente(s) colección(ones)

Mostrar el registro sencillo del ítem